top of page

¿No volar o comer menos carne? Los sacrificios que los europeos harán para ayudar al clima

Dos tercios de los alemanes están dispuestos a hacer sacrificios personales para proteger el planeta del cambio climático, según una nueva encuesta.

La encuesta, realizada por YouGov por encargo del diario Welt am Sonntag, revela a qué están dispuestos a renunciar los alemanes.



El 43% de los encuestados estaba dispuesto a volar con menos frecuencia y el 40% a utilizar menos la calefacción.

Pero cuando se trata de otras opciones respetuosas con el clima, los alemanes se muestran más reacios. Menos de un tercio estaría dispuesto a cambiar su dieta y sólo el 13% a renunciar al transporte privado y prescindir del coche.

En la UE, los cambios de estilo de vida que la gente está dispuesta a hacer por el cambio climático varían. El 80% de los habitantes de los 27 Estados miembros de la UE siente ya los efectos del cambio climático en su vida cotidiana, según la encuesta sobre el clima 2022/23 del Banco Europeo de Inversiones.

Y más del 80% cree que si no reducimos drásticamente nuestro consumo de energía y bienes en los próximos años, nos dirigimos a una catástrofe global.

Así pues, ¿en qué lugares de Europa está la gente dispuesta a renunciar a más y qué cambios de estilo de vida están dispuestos a hacer?

Los franceses están dispuestos a limitar la cantidad de carne y productos lácteos que pueden comprar

La encuesta del BEI ha revelado que la mayoría de los franceses encuestados (57%) está a favor de un sistema de presupuesto de carbono. Este sistema asignaría a cada persona un número fijo de créditos cada año para gastar en artículos con una gran huella de carbono como los vuelos y la carne.

La alimentación también fue un tema importante para los franceses. Seis de cada diez afirmaron que pagarían un poco más por alimentos producidos localmente y de forma más sostenible. La mayoría (57%) está a favor de limitar la cantidad de carne y productos lácteos que se pueden comprar.

En general, los franceses creen que el gobierno tiene un papel que desempeñar en la regulación de las decisiones de los ciudadanos. Dos tercios están a favor de medidas más estrictas para modificar el comportamiento de los ciudadanos y luchar contra el cambio climático.

Los británicos apoyan no usar más plástico de un solo uso

Una encuesta de YouGov realizada en el Reino Unido a principios de año reveló que el 36% de los encuestados estaría dispuesto a limitar su consumo de lácteos y carne a dos o tres comidas por semana. Sólo el 12% estaría dispuesto a eliminar por completo la carne y los lácteos de su dieta.

Casi el 60% se declaró dispuesto a no comprar nunca productos fabricados con plásticos de un solo uso.

El número de personas dispuestas a renunciar al coche para ir a pie, en bicicleta o en transporte público es ligeramente superior al de Alemania. El 20% de los encuestados afirmó que haría el cambio y el 14% que ya lo estaba haciendo.

Pero los británicos se mostraron menos dispuestos a cambiar sus planes de viaje. Sólo una cuarta parte de los encuestados afirmó que pagaría un suplemento por los vuelos para compensar su impacto ambiental.

España apoya medidas gubernamentales más estrictas para cambiar comportamientos

España es uno de los países de la UE más afectados por el cambio climático. Ya está sufriendo los efectos de una prolongada sequía y algunas regiones están restringiendo el acceso al agua a sus habitantes porque los embalses se están secando.

Pero una encuesta reciente de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología revela que el porcentaje de personas que creen que el cambio climático es un problema muy grave ha descendido desde 2020.

A pesar de ello, la encuesta del BEI revela que es uno de los países más favorables a la adopción de medidas gubernamentales más estrictas para modificar el comportamiento de los ciudadanos. El 80% de los encuestados creía que su propio comportamiento podía marcar la diferencia, frente al 72% de media en toda Europa.

Una encuesta realizada en 2021 por la Universidad de Santiago de Compostela mostró un creciente apoyo público a la subvención del aislamiento en los hogares, las zonas de bajas emisiones en las ciudades y la restricción del uso de vehículos contaminantes.

Italia apoya etiquetar los alimentos con su huella climática

Los italianos también se sitúan por encima de la media de la UE cuando se trata de apoyar medidas gubernamentales más estrictas para modificar el comportamiento de los ciudadanos.

El 85% de los italianos que respondieron a la encuesta del BEI apoyaron la idea de etiquetar los productos alimenticios para destacar su huella climática. El 64% de los encuestados se declararon dispuestos a pagar un poco más por los alimentos locales.

Más de dos tercios de los italianos están a favor de limitar la cantidad de carne y productos lácteos que se pueden comprar para ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Comments


Entradas destacadas
Entradas recientes
Síguenos
  • Facebook Basic Square
bottom of page