Crece en Alemania el debate sobre obligatoriedad de vacuna anticovid

Con una de las tasas más bajas de vacunación en la UE y una incidencia que suma otro nuevo récord por decimosexto día, Alemania roza los 400 nuevos contagios con coronavirus por cada 100.000 habitantes en siete días.


La tasa acumulada de ingresos en siete días se sitúa actualmente en Alemania en 5,28 por cada 100.000 habitantes, y la ocupación en las ucis de pacientes con covid-19 es del 16,7 % de camas disponibles en las unidades de críticos para la población adulta.

La campaña de vacunación registra una cierta aceleración, aunque sólo en lo que respecta a las dosis de refuerzo.

La tasa de vacunación es una de las más bajas de Europa, con apenas el 70,5 % de la población vacunada, el 68 % con la pauta completa. Ante estos datos, ya son cinco los jefes de Gobierno regionales -de Schleswig-Holstein, Baviera, Baden-Württemberg, Sajonia-Anhalt y Hesse-, que se muestran abiertos a considerar una obligatoriedad de la vacuna contra la covid-19.

En una columna en el "Frankfurter Allgemeine Zeitung", el jefe de Gobierno bávaro, Markus Söder, y el de Baden-Württemberg, Winfried Kretschmann, abogan por la obligatoriedad, de la que dicen que "no constituye una violación de las libertades individuales".

En declaraciones al "Neue Osnabrücker Zeitung", el jurista de la Universidad Humboldt de Berlín, Ulrich Battis asegura que vacunar preventivamente a los ciudadanos es perfectamente compatible con la Ley Fundamental, que en el artículo 2 "establece la protección de la vida de los demás". En opinión del jurista, la obligatoriedad debería llegar "cuanto antes", a pesar de que ya no pueda tener impacto sobre la cuarta ola -"para eso es demasiado tarde"-, pero sí ayudar contra una quinta.

También el catedrático de derecho Franz C. Mayer ve compatible la obligatoriedad con la Ley Fundamental y señala que todo depende de los buenos motivos y la proporcionalidad. "La libertad del individuo acaba cuando la libertad y la salud de otros está en peligro, y este es el caso aquí, si la campaña de vacunación no da resultado", dijo en declaraciones a la red de medios RedaktionsNetzerk Deutchland (RND).

Sin embargo, el ministro de Sanidad en funciones, Jens Spahn, volvió a expresar ayer su escepticismo ante la posibilidad de una obligatoriedad de la vacuna e insistió en que de lo que se trata es de romper la cuarta ola y "ninguna vacuna obligatoria rompe esta ola", dijo.


Fuente: DW

Foto: La Nación. Un centro de vacunación en Berlín. (Photo by STEFANIE LOOS / AFP)

Entradas destacadas
Entradas recientes
Síguenos
  • Facebook Basic Square