Uso masivo de tapabocas puede "prevenir una segunda ola de covid-19"

16/6/2020

En los últimos días, varios países que han tratado de volver a la normalidad tuvieron que retomar medidas restrictas ante el aumento de contagios.

En Pekín se cerraron seis grandes mercados, en India se registró un récord de casos diarios y en Estados Unidos seis estados reportaron que sus hospitales se estaban llenando rápidamente, según informó la agencia Reuters.

En América Latina, que ahora es el epicentro de la pandemia, al 12 de junio en la región se registraban más de 1,5 millones de casos y más de 70.000 muertes, y en África también se está acelerando el contagio, según la Organización Mundial de la Salud, a principios de junio el continente ya reportaba más de 200.000 infectados.

Un reciente estudio de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, ofrece nueva evidencia de que las mascarillas o tapabocas pueden ser muy útiles para evitar una creciente ola de contagios y reactivar la economía.

La investigación afirma que el uso masivo de mascarillas disminuye la propagación de la enfermedad y que cuando se combina con medidas de confinamiento "previene futuras oleadas del virus".

 

"Nuestros análisis respaldan la adopción inmediata y universal de máscaras faciales por parte del público", dijo en un comunicado Richard Stutt, investigador de epidemiología en la Universidad de Cambridge y coautor del estudio.

Para su estudio, los investigadores utilizaron modelos matemáticos de las distintas etapas de la infección y la transmisión a través del aire y superficies.

Los modelos de la investigación mostraron que el uso de las mascarillas en público es dos veces más efectivo para reducir el número R, que equivale a la cantidad de personas a las que una persona transmite el virus, si se utilizan desde antes que la persona presente síntomas.

La investigación afirma que las máscaras caseras hechas de tela también pueden reducir la propagación de la enfermedad.

"Las máscaras que solo capturan un 50% de las gotas exhaladas aun proporcionarían un beneficio a nivel de población", afirma el estudio.

Los autores del estudio, sin embargo, reconocen las limitaciones que tiene que hacer un estudio basado en modelos matemáticos.

"Con una nueva enfermedad, es imposible obtener evidencia experimental precisa para posibles intervenciones de control", advierten.

Brooks Pollock, un experto de la Universidad de Bristol que no estuvo involucrado en la investigación, citado por la agencia Reuters, considera que es posible que el impacto de las máscaras sea mucho menor que el que se predice.

No obstante, los resultados de la investigación de Cambridge concuerdan con los de otro estudio reciente de la Universidad A&M de Texas, donde se analizaron las tendencias de propagación y las medidas de mitigación en Wuhan, Italia y Nueva York, y se concluyó que usar máscaras en público es una forma efectiva y poco costosa de combatir el contagio.

En cuanto al uso de máscaras de tela, la OMS afirma que hay "evidencia limitada de su efectividad" y no recomienda su uso masivo como control del covid-19. Sin embargo, la organización afirma que en áreas de alta transmisión en las que hay poca capacidad para tomar medidas de control, o se hace difícil el distanciamiento físico, como en el transporte público, tiendas y ambientes concurridos, las autoridades deben fomentar el uso de máscaras de tela.

Los médicos de Cambridge resumen el resultado de su investigación con un mensaje que dicen que se debería difundir entre la población "mi máscara te protege, tu máscara me protege".

Please reload

Entradas destacadas

Heredó una fábrica y la donó a quienes más lo necesitaban.

November 22, 2017

1/7
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square