"Gracias a Dios funcionaron en su mayoría los desagües”


Ramón Mestre, intendente de Córdoba, al evaluar como positivo el escurrimiento del agua que provocó la intensa tormenta del 4 de octubre, aunque gran parte de los vecinos de la ciudad debieron padecer el anegamiento de las calles, avenidas y el colapso de cloacas, pese a que el Servicio Meteorológico emitió un alerta con 24 horas de anticipación.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Síguenos
  • Facebook Basic Square